Mi Nombre Es Chicana

Dentro del movimiento Chicano estÃ?¡ creciendo una divisiÃ?³n entre los Chicanos y las Chicanas. Para las mujeres Chicanas, un nuevo conocimiento de su propio valor y vida muchas veces oprimida nace en un movimiento pequeÃ?±o que estÃ?¡ creciendo entre la Raza, el movimiento social de los Chicanos. Este movimiento de las Chicanas es para mejorar sus vidas y derechos. Quieren ser conocidas como “Chicanas” no como “Chicanos,” una palabra que, para ellas, significa todo el machismo y la opresiÃ?³n de su cultura.
En las palabras de una Chicana, Marisela GonzÃ?¡lez, “Yo odio algunos aspectos de la cultura mÃ?¯Ã?¿Ã?½a, los Chicanos quiÃ?©nes lisian las mujeres, como burras, nuestras fuerzas usadas contra nosotras, burras bajos, siguiendo vivir con humildad y dignidad. La habilidad de servir, tener hijos, cuidar los hombres, es nuestra virtud mÃ?¡s alta. Odio como mi cultura hace caricaturas machos de sus hombres” (www.chicanas.com). Con este movimiento viene la oposiciÃ?³n de los Chicanos, quienes no pueden ver el valor que este movimiento pequeÃ?±o tiene por el futuro de La Raza.

En la cultura Latinoamericana, habÃ?¯Ã?¿Ã?½a una divisiÃ?³n siempre entre la mujer y el hombre. En la poblaciÃ?³n Chicano, Ã?©sta se muestra en las actitudes de los Chicanos contra las Chicanas. Acordando a estadÃ?¯Ã?¿Ã?½sticas de una conferencia de las Chicanas en Houston, 84% de mujeres Chicanas/Latinas sintieron que no fueron encorajados a buscar careras profesionales ni a seguir con mÃ?¡s altas niveles de educaciÃ?³n. Y cuando fueron preguntadas, 100% dijeron que fueron responsables para trabajo en la casa, cuidar los niÃ?±os, cocinar y lavar la ropa mientras asistiendo un centro de educaciÃ?³n. Y cuando fueron preguntado si existÃ?¯Ã?¿Ã?½a una “estandarte doble” 88% dijeron sÃ?¯Ã?¿Ã?½. 72% en La Raza dijeron que fueron discriminados, 0% dijeron no, y 28% dijeron nada (http://scriptorium.lib.duke.edu) Ã?Â?stas estadÃ?¯Ã?¿Ã?½sticas crean una imagen de la situaciÃ?³n de la Chicana hoy en dÃ?¯Ã?¿Ã?½a.

Para las mujeres de hoy, ser Chicana es identificarse como una mujer que no necesita adherir a los papeles tradicionales de mujeres del pasado, y eso incluye un rechazo de ser llamados “Chicanos.” Aunque otros Chicanos dijeron que no hay una diferencia entre los nombres, todos son Chicanos, y el movimiento feminista de las Chicanas solo sirve para minar La Raza, para las mujeres, a ser Chicana es algo especial e importante aparte de ser un persona Chicano, “Aunque es verdad que la unidad de La Raza es la fundaciÃ?³n del movimiento Chicano, cuando los hombres Chicanos hablan de mantener la familia y la Ã?¯Ã?¿Ã?½herencia cultural’ de La Raza, en realidad estaban hablando de mantener el concepto viejo de tener la mujer sin zapatos, embarazada en la cocina. En la base de la subordinaciÃ?³n de las mujeres, no podÃ?¯Ã?¿Ã?½a ser una unidad real…el Ã?ºnico unidad real entre los hombres y las mujeres es la unidad forjada en el camino de la lucha contra la opresiÃ?³n. Y es por apoyando las luchas de las mujeres, no minando, que los Chicanos y la Chicanas podÃ?¯Ã?¿Ã?½an unirse.” (Vidal, 31-32)

El argumento que el movimiento feminista Chicana est�¡ destruyendo el movimiento Chicano es algo sin raz�³n. Si las mujeres luchan para s�¯�¿�½ mismos y tienen m�¡s respeto en sus vidas, van a tener m�¡s confianza en s�¯�¿�½ mismo y lucha m�¡s duro por el movimiento Chicano. Con voces m�¡s altas y fuertes, Chicanas pueden tener una oportunidad a ser partes invalorables del movimiento Chicano. Con la educaci�³n y el conocimiento pol�¯�¿�½tico y social, las Chicanas, como los Chicanos, pueden ser partes integrales de La Raza. Pero muchos Chicanos no piensen que este movimiento de las Chicanas tiene valor; piensen que las mujeres necesitan enfocar en sus papeles tradicionales de ser madre y esposa, apoyando su esposo en la lucha.

Esta actitud viene de su propia historia de ser un hombre Chicano fuerte y macho. La presiÃ?³n de los niÃ?±os jÃ?³venes de ser parte de un concepto construido de la masculinidad resulta en la afirmaciÃ?³n de su masculinidad hacÃ?¯Ã?¿Ã?½a la opresiÃ?³n de los demÃ?¡s. Entonces muchas veces esta resulta en la violencia, especialmente contra las mujeres. El hombre dominaba, humillaba, e intimidaba la mujer porquÃ?© si hace esto, nadie va a cuestionar su masculinidad, “Cuando viene un hombre joven a MECHA [Movimiento Estudiantil Chicano de Aztlan (una organizaciÃ?³n en California), Ã?©l estÃ?¡ abordado y recibido bien. El se enseÃ?±a de observaciÃ?³n que las Chicanas solo tienen valor en Ã?¡reas del trabajo clerical y actividades sexuales. Cuando algo necesita ser acabado, siempre estÃ?¡ una Chicana a hacer el trabajo. “Ã?¡Es su lugar y obligaciÃ?³n a apoyar a su Macho!”. . . Otro aspecto de la actitud macho es su falta de respeta para las Chicanas. Ellos jueguen con ellas, poniendo mujer contra mujer para su propio beneficio. Usaron el movimiento y Chicanismo a tomarla a la cama. Y cuando se rechaza, ella es una “vendida” porque no estÃ?¡ cuidando a los deseos y intereses del hombre” (www.chicanas.com).

Este comportamiento, muchas veces muy tÃ?¯Ã?¿Ã?½pico de los Chicanos, es uno de los obstÃ?¡culos mÃ?¡s grandes para las mujeres quienes quieren tener un papel independiente y fuerte en la lucha de La Raza fuera de los lÃ?¯Ã?¿Ã?½mites de madre y esposa. Recuerda que 72%, mÃ?¡s de media de las mujeres en el movimiento Chicano dijeron que habÃ?¯Ã?¿Ã?½a un “estandarte doble.” El otro 28% no dijeron respuesta. Con estadÃ?¯Ã?¿Ã?½sticas como esas, los de arriba, y los cuentos de mujeres Chicanas, podemos ver que la situaciÃ?³n de la Chicana en La Raza, aunque estÃ?¡ mejorando, todavÃ?¯Ã?¿Ã?½a no es muy bien. Su movimiento no tiene apoya por muchos de los Chicanos entre el movimiento mÃ?¡s grande de los Chicanos. Ellos siempre piensen que ellas necesiten enfocar en papeles tradicionales de las mujeres en el movimiento Chicano.

Si el movimiento Chicano no reconoce el valor del movimiento feminista de las Chicanas en la lucha para los derechos civiles, sociales y econ�³micos, no va a ser una fuerza completa. Si los Chicanos respeta, acepta y valoriza este movimiento de las Chicanas, ellos pueden unirse en un movimiento m�¡s fuerte y poderoso que antes. Y si no pueden aceptarlo, no pueden ver que si se apoyan este movimiento feminista, solo va a dar m�¡s poder al movimiento grande, porqu�© va a ser m�¡s gente activista y confiada, con el poder a efectuar cambios reales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


− one = 2